Garante ante terceros

Gracias a la aplicación del SGIC, la empresa no solo cuenta con un Programa de Prevención de Riesgos Penales, sino que suma a Marca Franca como garante de la posición de la empresa ante el juez y ante terceros (clientes, proveedores, agencias públicas…). Marca Franca da fe, a través de la información recogida y asegurada en sus base de datos (como si fuese “caja negra” de las aeronaves), no solo de la voluntad de sus clientes de prevenir el delito, sino también de actuar siempre con arreglo a la ley y de colaborar con la máxima transparencia en la identificación de los responsables.

Sistema de alertas tempranas

El SGIC incorpora, en su gestor documental y en el motor de procesamiento de datos, un conjunto de alertas tempranas que advierten de los niveles de incumplimiento de los protocolos de actuación exigidos para asegurar una prevención eficiente de riesgos penales. A petición de la empresa, Marca Franca valorará la relevancia de esas alertas para disponer las medidas correctoras necesarias para reducir los riesgos. Asimismo, Marca Franca informará a la empresa de los cambios normativos o jurisprudenciales que tengan incidencia en el programa de riesgos penales.

Formación presencial y en red

Marca Franca puede asumir la tarea de formar al personal de la empresa en el ámbito de los riesgos penales, bien a través de documentos digitalizados (manual del puesto de trabajo; instrucciones vinculadas a determinados protocolos de actuación…), como a través de cursos presenciales especialmente dirigidos a equipos directivos. Asimismo, puede asesorar y llevar a cabo todas las adaptaciones del programa de cumplimiento, como consecuencia de los cambios habidos en la empresa o en la legislación penal.

Neutralidad y confidencialidad

El SGIC no sustituye ni interfiere en los sistemas y procedimientos de gestión establecidos en la empresa. Tan solo registra autónomamente aquellas decisiones (y solo aquellas) de las que pueden derivarse consecuencias penales. Dado que Marca Franca debe operar, a petición del cliente, como perito judicial o entidad informante ante las administraciones públicas o terceros, debe salvaguardar en todo momento su neutralidad, incluso si forma parte del órgano responsable de cumplimiento de la empresa.

Responsable externo del cumplimiento

Cuando así se demande, Marca Franca puede asumir la tarea de responsable externo del cumplimiento, una opción que refuerza su posición de tercero ante la empresa y fortalece la presunción de inocencia de esta última ante el juez en la hipótesis de haberse iniciado diligencias penales.

Comunicación interna y externa

Marca Franca reportará periódicamente a la empresa en los términos anteriormente señalados y podrá comparecer ante los medios de comunicación social cuando así le fuese requerido como entidad colaboradora en la gestión del programa de cumplimiento.

Compatibilidad tecnológica

El SGIC puede implantarse de forma independiente o conjunta con el sistema de protección de datos de la empresa o con ocasión de la reforma o mejora de sus soportes informáticos.